dissabte, 26 de gener de 2013

Exposició de l'eivissenca Irene de Andrés - Idea, donde nada ocurre - Casal Solleric

http://www.casalsolleric.com/exposiciones/idea-donde-nada-ocurre

Desde el 24 de enero de 2013 hasta el 24 de marzo de 2013

Comissaris:
Gómezdelacuesta
Pau Waelder

Artistas

Irene de Andrés
LA NADA Y EL NO-LUGAR
Idea era el nombre de una discoteca que no llegó a materializarse: empezó a construirse en 1987 pero no se finalizó debido a la falta de permisos. La solidez de la estructura que se erigió en su primera fase y una serie de vacíos legales impidió su demolición durante 24 años, pasando a formar parte durante ese tiempo del paisaje urbano de Sant Antoni de Portmany, en Ibiza. En abril de 2011, el Ayuntamiento de Sant Antoni obtuvo el permiso para demoler la estructura y convertir el solar en un aparcamiento.

Irene de Andrés relata, a través de fotografías, noticias de prensa y objetos simbólicos, la historia de este peculiar espacio que no llegó a convertirse en el templo del ocio que pretendía ser y se transformó en un longevo monumento a las utopías frustradas del boom turístico e inmobiliario que ha marcado el paisaje de las islas en su integración con la sociedad global de consumo. Ibiza, mundialmente conocida como un destino de diversión nocturna, estableció sus vínculos con la red del turismo internacional a través de la atracción que ejercían las grandes discotecas, con sus promesas de fiesta, sexo y desenfreno. La propia isla se convierte así en un espacio de ocio, percibida por muchos de sus visitantes como un lugar ajeno a la vida cotidiana, sus normas y limitaciones, un sitio en el que sólo se concibe la diversión. Las discotecas, como recintos social y legalmente designados para la fiesta, definen entre sus paredes el ámbito en el que tiene lugar la supresión de las inhibiciones que marca la rutina diaria.

La artista explora aquí el espacio en sí, el solar y los restos de uno de estos recintos que no llegó a concluirse y quedó en suspenso, atrapado en una red de enlaces legales, administrativos y mediáticos, representados por los diferentes elementos que ocupan las salas de la Zona Base. La discoteca Idea quedó reducida a una gran nada durante un cuarto de siglo, una nada permanentemente visible gracias a la imponente presencia de su estructura, formada por módulos regulares cuya solidez impedía que fuese declarado en estado de ruina. El recinto inacabado se convierte así en un lugar de indecisión, un no-lugar por su falta de definición y ausencia de tránsito humano, un residuo de ese Tercer paisaje que Gilles Clément define como “una parte de nuestro espacio vital entregada al inconsciente.”
Los espectadores pueden ahora recrear e imaginar este espacio doblemente vacío (puesto que nunca se completó y ahora no existe como ruina) a través de los elementos que Irene de Andrés ha dispuesto en la Zona Base del Casal Solleric. Su mirada completará el encuadre con el que la artista ha propuesto una reflexión sobre la realidad cotidiana de su tierra natal.

Irene de Andrés (Ibiza, 1986) ha desarrollado en los últimos años una prometedora trayectoria que se ve refrendada por la obtención de numerosos premios y becas, como Generaciones 2013 de Caja Madrid, el XI Premio El Cultural Photoespaña 2011 o las residencias de artista de la Fundación Bilbao Arte y Casa de Velázquez – Estampa 2011. Ha expuesto su obra en diversas muestras colectivas e individuales en Madrid, Gijón, Bilbao, Lisboa, y Venecia. Vive y trabaja en Ibiza y Madrid.




Irene de Andrés y las ruinas modernas

www.diariodeibiza.es
25.01.2013 
                                                             Irene de Andrés. DI


Esta semana expone ´Idea. Donde nada ocurre´ en el Casal Solleric de Palma

La joven artista Irene de Andrés (Ibiza, 1986) ha inaugurado esta semana en el Casal Solleric de Palma una exposición titulada ´Idea. Donde nada ocurre´, una reflexión sobre las utopías inacabadas y las ruinas modernas a partir de un ejemplo ibicenco notorio: la estructura de la discoteca Idea, en Sant Antoni, que durante 24 años formó parte del paisaje urbano. Irene de Andrés ha obtenido ya, en su todavía breve trayectoria artística, importantes reconocimientos por sus trabajos, y ha realizado diversas exposiciones, tanto colectivas como individuales, en salas y galerías de Madrid y Barcelona, entre otras ciudades.


Cuando las ruinas han inspirado a los artistas lo han hecho casi siempre desde una perspectiva que seguimos denominando ‘romántica’, es decir, como metáfora del paso del tiempo y la decadencia. La ruina es un elemento muerto en un paisaje vivo, el recuerdo o la huella de otros en un mundo que es el nuestro: desde un templo griego a un castillo medieval. En los últimos tiempos, sin embargo, se ha empezado a reflexionar sobre las ‘ruinas modernas’: construcciones casi siempre especulativas, contemporáneas, que forman parte también de un paisaje contemporáneo, y que proceden de los delirios inmobiliarios de las últimas décadas en España: parajes ocupados por urbanizaciones abandonadas, hoteles inacabados, proyectos vacacionales frustrados antes o poco después de su inauguración. El espacio que ocupan –lo que Julia Schulz-Dornburg ha llamado «una topografía de lucro» en su libro ‘Ruinas modernas’ (Ed. Àmbit, 2012)– sugiere una reflexión que se viene realizando en diferentes campos, desde la sociología hasta el arte.

En este contexto hay que encuadrar la interesante reflexión fotográfica que Irene de Andrés (Ibiza, 1986) está llevando a cabo con su amplio proyecto de ruinas modernas en Ibiza y del que podrá verse una pequeña muestra en el Casal Solleric de Palma. La exposición, titulada ‘Idea. Donde nada ocurre’, es la última de la serie ‘Hipervincles’, concebida especialmente para la Zona Base, el antiguo y subterráneo aljibe del Casal Solleric.

La fotógrafa ibicenca cerrará de este modo un ciclo comisariado por Pau Waelder y el también ibicenco Fernando Gómez de la Cuesta, y que ha llevado hasta este emblemático espacio mallorquín a artistas como Martin John Callanan, Robert Gutiérrez y Carlos Aires, entre otros, siempre en torno a un ambicioso proyecto: «realizar una reflexión a partir de los efectos, conceptos y desarrollos estéticos que la globalización viene produciendo en nuestro modo de vivir y, por auténtica inmersión, en nuestra forma de comunicarnos, de expresarnos, de documentar o de crear», según señala Gómez de la Cuesta, para quien el trabajo de Irene de Andrés encaja perfectamente en el proyecto, pues «se trata de una interesante exploración de las utopías inacabadas que propició el boom turístico y, por tanto, es también una aproximación a un aspecto de la globalización desde una mirada a su tierra natal, Ibiza».

Utopía inacabada
Idea era el nombre de una discoteca en Sant Antoni que no llegó a materializarse. Empezó a construirse en 1987 pero la falta de permisos hizo que la obra se detuviese en su primera fase: una sólida estructura que no fue demolida hasta 24 años después (abril de 2011), por lo que ‘Idea’ no llegó a ser nunca una discoteca pero sí una ruina moderna que ha formado parte de un territorio en el que, además de otras edificaciones, había y sigue habiendo también otras discotecas. A Irene de Andrés le gusta más la palabra ‘territorio’ que ‘paisaje’ para referirse a la ubicación de estas ruinas de hoy que son también, en muchos casos, arqueología del futuro.

“Creo que ‘territorio’ es un concepto que encaja mejor con lo que quiero expresar en mis fotografías –afirma la artista ibicenca–. Se trata de un lugar que asociamos al turismo, a la construcción, a la gente que habita en él, y en el que existen también estas ruinas asimiladas que ponen en cuestión la utopía misma que pretendían y que también nos representan».

La discoteca frustrada Idea es solamente una de estas ruinas ibicencas contemporáneas en las que Irene de Andrés ha trabajado últimamente con su cámara, pues la isla alberga otras muchas –como el Festival Club de Sant Josep– que también ofrecen la posibilidad de reflexionar sobre estos no-lugares, estos espacios que ha generado la industria turística y que se han mantenido como monumentos vacíos, sin definición: monumentos que pueden observarse como metáforas no ya del paso del tiempo (es decir, a la manera romántica), sino más bien como signos inquietantes de la sociedad contemporánea que busca el lujo y la diversión a cualquier precio y en cualquier lugar, sin importar el paisaje que altera y destruye.

Pero sin duda la exposición que se inaugura en el Casal Solleric la semana que viene ofrece también la posibilidad de una percepción doble, pues al vacío que representaba la estructura de la discoteca Idea se suma ahora la ausencia misma de la ruina desde el pasado año en que fue demolida y retirada definitivamente, por lo que las fotografías –y toda la documentación anexa que también se presenta en la muestra, con un vídeo y dos instalaciones– de Irene de Andrés pueden verse como un documento artístico y sociológico de un objeto que es también un concepto turístico de relieve enIbiza –la discoteca– y cuya presencia efímera está llena de significados extrapolables y profundos.





dimecres, 2 de gener de 2013

Documentos TV - Finanzas éticas

La economía social y solidaria se está dotando de sistemas financieros alternativos acordes con sus valores. En los últimos años, se está produciendo un aumento progresivo de personas que prefieren el beneficio social antes que el monetario y deciden confiar sus ahorros a las entidades que les dicen en qué y para qué usan su dinero. Tríodos Bank, FIARE-Banca Ética o Coop57 son una opción alternativa a la banca convencional para aquellas personas y organizaciones que buscan un uso responsable de su dinero acorde con sus valores.

Según datos del Observatorio de las Finanzas Éticas, en 2011 había unos 575 millones de euros en depósitos y unos 600 millones en préstamos. Los modelos de intermediación financiera que se ofertan en el abanico de la denominada banca ética son distintos en sus orígenes y planteamientos pero coinciden en aspectos fundamentales: en lugar de la economía especulativa promueven la economía real en el entorno más cercano, practican la transparencia, ya que publican todas las inversiones, y orientan sus operaciones hacia los beneficios sociales y medioambientales.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-finanzas-eticas/1629722

Terra d'oportunitats. Cooperativa l'Olivera

07/09/2012

El documental TV3

Gràcies a una cooperativa social que elabora vins i olis a Vallbona de les Monges (Lleida), descobrim noves formes de viure i comprenem el treball al medi rural. Els projectes ecològics sostenibles i compromesos amb el territori dibuixen un nou mapa de futur.