dissabte, 22 d’agost de 2009

Birra illenca


bona notícia pel camp eivissenc i per la innovació empresarial, no està tot perdut, es poden fer coses noves a Eivissa... imaginació al poder!

www.eivissa.es
22 d'agost de 2009

Diez mil kilos de cebada ibicenca para fabricar cerveza Isleña

El compromiso entre la cooperativa de Sant Antoni y la cervecera tiene validez mientras opere la empresa

SANT ANTONI | PEP RIBAS La Cooperativa Agrícola Sant Antoni y la empresa Cerveza Isleña han alcanzado un acuerdo de compraventa por el que la firma cervecera se compromete a adquirir a la organización agraria 10.000 kilogramos anuales de cebada cultivada en Ibiza. El acuerdo se firmó ayer en las dependencias de la cooperativa en un acto al que asistió el alcalde de Sant Antoni, José Sala.
Estamparon su rúbrica en el documento el presidente de la cooperativa, Josep Ribas, y el director de Cerveza Isleña SL, Javier Marín Escrivá. Tiene validez para todo el tiempo en que opere la empresa transformadora y prevé que ésta comprará cada año 10.000 kilos de cebada ibicenca. Para el resto de la producción se pacta una opción de compra preferencial con una prima anual que Isleña podrá o no ejercitar en función de las necesidades de mercado.
Antes de la firma el presidente de la cooperativa felicitó a los responsables de la nueva empresa cervecera por haber decidido usar cebada ibicenca, lo que supone dar salida a una pequeña parte de la producción de cereales de la isla. Ribas afirmó que este cultivo puede ser «más o menos rentable» para los productores, pero aseguró que es lo más conveniente para el campo desde el punto de vista medioambiental y paisajístico, dado que con el cereal, el terreno ofrece un buen aspecto todo el año y precisa de una sola labor. Si no hay cultivo se requieren varias labores para eliminar la maleza, lo que multiplica los costes de manteamiento, sin obtener ningún rendimiento.
El agricultor espera que esta cerveza se implante en el mercado y crezca su producción, ya que considera que el campo está capacitado para vender no sólo 10 toneladas al año, sino 1.000 toneladas, lo que supondría un importante aliciente para la agricultura de la isla.
El director de Cerveza Isleña, Javier Marín, por su parte, considera «lógico» que la cooperativa proporcione a su empresa cebada isleña para su producción, y se felicitó de que este acuerdo sea también positivo para la conservación del entorno natural de la isla. Actualmente esta cerveza se fabrica en Holanda, aunque según Marín, se pretende que en el futuro la fábrica también esté emplazada en la isla. En este sentido, Josep Ribas ofreció el uso de un almacén de la cooperativa, donde se podrían instalar otras líneas de transformación de productos agrarios.
El socio fundador de la empresa Hugo Oliver manifestó, entre otros aspectos, que la nueva cerveza nace con vocación de ser una de las señas de identidad de la isla y de convertirse en la «cerveza del pueblo».
El alcalde, José Sala, intervino para felicitar a la empresa cervecera y celebró el acuerdo entre las dos entidades, que supone la unión del sector productivo con el de la transformación. «Siempre nos ha preocupado encontrar una fórmula para que los payeses puedan comercializar sus productos», afirmó.