dimecres, 17 d’agost de 2011

300 personas contra la destrucción de la posidonia - RIP Formentera 2011

300 personas contra la destrucción de la posidonia
La iniciativa popular reúne medio millar de firmas para pedir el compromiso institucional
www.ultimahora.es

Guillermo Romaní | Formentera | 15/08/2011
La iniciativa popular fruto del impacto causado por las imágenes grabadas por el biólogo marino Manu San Félix, que se han podido ver en los últimos días en los medios de comunicación se hizo patente ayer en la plaza de la Constitución donde bajo un sol de justicia unas 300 personas se congregaron para decir ‘basta' a la destrucción galopante que se está produciendo en las praderas de posidonia de Formentera. 
Lo más grave de todo es que, tal y como señalaba el manifiesto que fue leído por Miquel Costa, «fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO», pero, más grave aún, la Unión Europea las tiene clasificadas como hábitats prioritarios y obliga a España a delimitarlas, protegerlas y hacer estudios de su estado de conservación para paliar los efectos negativos de «los fondeos indiscriminados de embarcaciones de recreo que son las que más afectan a las praderas» señalaba el sábado el director de investigaciones de Oceana, Ricardo Aguilar en Formentera, que entre otros aspectos apuntaba su alto valor como fábrica de oxígeno ya que una hectárea de posidonea reconvierte tanto CO2 en oxígeno como cinco hectáreas de selva amazónica. 
Y Costa recordaba que hace un tiempo nadie sabía qué significaba para nuestro ecosistema, «pero ahora y cada vez más la gente es consciente de que la posidonia es imprescindible para tener las playas que tenemos aquí, sin ella eso desaparecerá y por desgracia algunos empresarios y algunos políticos como el conseller de Medi Ambient del Govern balear, Biel Company, siguen sin querer enterarse».

Performances, sorpresas, manifestaciones y asambleas
Alrededor de la una del mediodía llegó a la plaza de Sant Francesc un ataúd negro con el lema ‘Rip Posidonea' en sus laterales, con una ancla plateada clavada sobre la tapa, flores marchitas y marcas de sangre. Era una perfecta escenificación que se sumaba a la perfomance realizada el sábado en la ‘noche electrónica' de Sant Ferran, a la aparición el domingo por la mañana de una gran ancla entre la escultura que homenajea a la posidonea en la rotonda que conduce al Centro de Día y al Hospital de Formentera.
Según los organizadores en menos de dos horas de habían superado las 500 firmas de adhesión al manifiesto solicitando la protección de las praderas, en el que se leía «el fondeo incontrolado e indiscriminado sobre las praderas de posidonea oceánica está absolutamente prohibido por la normativa vigente del Parc Natural de ses Salines, pero esta agresión se produce de forma masiva verano tras verano y las administraciones públicas no hacen nada por evitarlo».
Una destrucción demasiado rápida
Alertando que la destrucción del fondo marino es rápida e irreversible por lo que hay que actuar de forma inmediata, ‘Rip Posidonia' en su comunicado y manifiesto exigía el control estricto del fondeo de embarcaciones y la imposición de sanciones a los infractores de acuerdo con la normativa vigente; la finalización y puesta en marcha inmediata del proyecto de regulación de fondeos propiciado por el Consell de Formentera; que Govern balear y Estado cumplan con sus deberes para la real regulación de los fondeos, vigilen la prohibición expresa de efectuarlos sobre popsidonea como exige la UE y que para ello aporte medios económicos que regulen el control, inspección y sanción de las infracciones o el control de las emisiones de aguas residuales al mar.
Unidad de acción política
Por último ‘Rip Posidonia' reclama una total unidad de acción de todos los partidos políticos de Formentera a los que insta a dejar de lado sus diferencias partidistas para luchar de forma conjunto por el interés general de la isla. Y a propósito de políticos decir que se vieron a varios consellers de GxF, a uno del PSOE, a una consellera de la extinta Sa Unió, pero poco más.

EL DETALLE

Autor satisfecho
El autor de la escultura del monumento a la posidonea, Aarón Keydar, se mostraba satisfecho por el hecho de que su obra haya servido como catalizador de un mensaje que debe servir de toque de atención a los ciudadanos que deben saber valorar la riqueza de este bien.